Un clásico brasileño conservado en perfecto estado: Nielson Diplomata 380 Scania


Un grupo de entusiastas realizó un viaje histórico en uno de los buses más emblemáticos de la ruta Río - São Paulo durante los años 80.

Buen gusto, comodidad y rendimiento.

Cuando se habla de estos atributos en alusión a un vehículo, pronto se puede venir a la cabeza la imagen de carruajes modernos de lujo.

Pero en este caso, el vehiculo es un bus : el Diplomata 380, fabricado por Nielson, nombre original de la carrocera Busscar en alusión a la familia fundadora.

Fabricado en la década de los años 1980, el Diplomata 380 fue uno de los primeros modelos en el que el pasajero se encuentra en un nivel mucho más elevado que el del conductor, hasta 3,91 m de altura.

Dependiendo de la configuración,asientos cama, con campanilla para llamar a la azafata o asistente abordo y revestimiento interno de las paredes como alfombra eran elementos que hacían el viaje una experiencia.

Esta configuración podía ser encontrada en el "Magnata", nombre dado por la Expreso Brasileño Viação Ltda para el modelo en el servicio de alto estándar de la línea Rio-São Paulo a partir de 1984/1985.

Desde los años 1950, aquella ruta fue una de las más disputadas y más lucrativas del sector de carreteras en Brasil, lo que hacía que las empresas de buses buscaran ofrecer diferenciales para conquistar clientes y en esta disputa quien ganaba era el pasajero.

En la segunda mitad de los años 1980, brillaban por la carretera Presidente Dutra neta conexión, el Flecha Azul (por la Viacao Cometa), el Tribus (por la Viação Itapemirim) y el Diplomata 380 (Expresso Brasileiro).

Y un poco de esa historia se revivió el pasado, 02 de septiembre de 2018.

El Grupo buses y  entusiastas de la historia del transporte, realizó un viaje especial ida y vuelta entre la Capital Paulista y la Basílica de Aparecida en un auténtico Magnata que fue de la Expreso Brasileño y marcó la línea Rio-São Paulo. Los "Magnatos" operaron entre 1984 y 2012 en la conexión.

Los vehículos que tenían el prefijo de la serie 4000 y eran de 1984. A continuación, en 1985, vinieron los buses de la serie 5000.

El bus utilizado en el paseo fue el 5002.




Comprado por el coleccionista Osni Antônio, el Diplomata 380 es original y luego debe recibir placas negras.

Osni es conductor de buses de profesión y, para él, comprar el vehículo y cuidar con cariño es la realización de un sueño.

El profesional apasionado cuenta que el ejemplar que adquirió fue exactamente el último Magnata en hacer la ruta saliendo de São Paulo con destino a Río.

"Me enteré que el grupo Santa Cruz, que adquirió la Expreso Brasileño, estaba poniendo los coches a la venta. El 5002 salio de São Paulo hacia el Río, y el 5008 en el sentido opuesto, Río-São Paulo. Fue el último viaje de los magnatas por la carretera Presidente Dutra como Expresso Brasileiro "  , - dijo.

Osni se recuerda también que el antiguo propietario de Expreso Brasileño, Laurindo Romano (que quería ser llamado Lauro Romano), logró que los Diplomatas 380 operasen en los últimos años por medio de liminar judicial, porque ya tenían entre 27 y 28 años.

"La vida útil del coche dentro de la línea de buses era de 15 años y eso vino bajando después. con el paso de los años el "Magnata" logro tener pasajeros leales, el Sr. Lauro gestiono a través de causa preliminar que las unidades circularan 28 años . "- recuerda.




Pero el coleccionista garantiza: por la calidad estructural de la carrocería y conservación del Expreso Brasileño, los Magnatos al final de su trayectoria no tenían que envidiarles nada a los buses más nuevos.

Fue lo que el reportaje constató durante el paseo.

El Diplomata 380 preservado por Osni, a ejemplo de otros vehículos de la serie 5000 de Expresso Brasileño, tiene mecánica Scania K112.

Por fuera, el ronquido es fuerte, lo que resalta el aire de imponencia de la carrocería.

Pero por dentro, el ruido es mínimo para el pasajero. Además de las butacas anchas, el acabado con alfombra parece envolver al viajero, como si fuera una manta. No hay vibraciones como de porta-paquetes, comunes en diversos modelos, incluso de los días actuales.

El instructor Adilson Matos, que ya actuó en diversas empresas del país, también trabajó en la Expreso Brasileño en la época de los Magnatas.

Matos cuenta que los pasajeros querían elegir los horarios atendidos por el modelo.

"Este bus era muy solicitado, no hacía viajes de turismo, privado, nada. Este modelo era exclusivamente de la Línea São Paulo-Rio de Janeiro. las unidades trabajaban durante  horas de la tarde en la semana, tanto de Sao Paulo y Río de Janeiro, y el final de la semana, entre el viernes y el domingo, se utilizaron ocho unidades de propiedad Expresso".  - dijo.

El profesional llegó a clasificar el bus como icono. En Expreso Brasileño, los Nielson Diplomata 380 rodaron, según Matos, más de tres millones de kilómetros

"Este bus aquí es un icono, su construcción es imponente. Usted puede ver que por sus años que no tiene ningún punto de corrosión, una flota que comprobadamente recorrió tres millones de kilómetros, sin ningún problema de accidente grave, nada "

Mucho más que revivir la experiencia en una máquina, el paseo con el Diplomata fue la oportunidad de revivir historias, recordar hechos personales y los que marcaron época, además de reforzar la amistad y hacer nuevas.

La unidad circulando en ruta



Fotos del imponente Nielson Diplomata 380










Fuente: diariodotransporte.com.br
Por: Adamo Bazani
Colaboración: Alexandre Pelegi

Publicar un comentario

0 Comentarios