Marcopolo mostró tecnología en vehículos eléctricos en el foro de energía con fuentes renovables

En la foto un Marcopolo Torino Low Entry con chasis electrico BYD, foto Douglas de Souza Melo

Prensa Fan Bus

El fabricante presentó sus experiencias en el desarrollo de soluciones para el transporte de personas

Marcopolo participó ayer del II Foro de Generación Distribuida de Energía con Fuentes Renovables en Rio Grande do Sul y presentó su experiencia en el diseño y desarrollo de tecnología de carrocería para vehículos eléctricos y movidos por combustibles de fuentes renovables. El evento realizado en FIERGS, en Porto Alegre, tuvo como objetivo incentivar la ampliación de inversiones en el sector eléctrico gaúcho y debatir nuevas formas de producción de energía, organizada por FIERGS, SENAI RS, SEBRAE RS y Gobierno del Estado de Rio Grande do Sul en Brasil.

El objetivo de la empresa fue mostrar algunos de los trabajos desarrollados con varios socios, entre ellos los montadores de chasis, en la concepción de vehículos para el transporte de pasajeros, movidos por combustibles de fuentes renovables para varias soluciones de propulsión. Entre estos proyectos se destacan desde lo tradicional hasta las más modernas tecnologías, e involucran la construcción e industrialización de estos vehículos para obtener la mejor y más eficiente solución, ofreciendo transporte seguro y cómodo para las personas, en el mejor costo operacional, con excelente desempeño, fiabilidad y durabilidad.

"Marcopolo, en asociación con montadoras, proveedores, centros de investigación y universidades, ha actuado fuertemente en soluciones de energía limpia y renovable. Además de carrocerías para vehículos eléctricos e híbridos, hemos desarrollado materiales reciclables más livianos y eficientes que reducen la energía utilizada en los procesos productivos y garantizan mayor durabilidad y desempeño para nuestros clientes ", comentó Luciano Resner, director de ingeniería de Marcopolo.

La denominación de Generación Distribuida de Energía ha sido la forma en que el mercado se refiere al uso cada vez más intenso de tecnologías que permiten al usuario producir el propio insumo. La generación de energía eléctrica por los consumidores es una realidad y cuenta con tecnologías accesibles y costo decreciente. La modalidad llamada Generación Distribuida de Energía con Fuentes Renovables puede ser considerada una nueva revolución en las relaciones entre sociedades y gobiernos.

Y eso ya ocurre en Brasil y en Rio Grande do Sul hace algunos años. El Ministerio de Minas y Energía prevé que, hasta el año 2030, 2,7 millones de unidades consumidoras podrán generar su propia energía de forma total o parcial. Esto puede suponer que industrias, residencias, comercios y propiedades rurales produciran 23.500 megavatios de energía limpia y renovable, el equivalente a la mitad de lo que es generado actualmente por la Usina Hidroeléctrica de Itaipú.

El crecimiento de iniciativas para implantación de proyectos de generación distribuida de energía con diversas capacidades representa una oportunidad para la industria brasileña, pues potencia el suministro de equipos, sistemas, partes y componentes. El factor logístico es otro importante elemento en este contexto, considerando las distancias entre los locales de producción y consumo, lo que eleva los costos, especialmente de transmisión y distribución. Por eso, las unidades de generación distribuida de energía aproximan la fuente de producción del local de consumo, reduciendo los costos.

Publicar un comentario

0 Comentarios