Costa Rica: arquitecto transforma buses viejos en casas espectaculares

 

Este es el primer bus hecho casa y está en exhibición. Foto: Cortesía de MicroMacro Costa Rica.

La gran mayoría de buses que superan los 20 años de uso suelen terminar en chatarra, ya que no pueden ser utilizados para transporte público, a raíz de eso, el arquitecto y artista Francesco Bracci decidió reciclarlos y convertirlos en casas.

Él tenía la idea bailando en mente desde hace rato, pero con el tiempo libre que le quedó debido a la pandemia decidió ponerle bonito al proyecto y ya tiene un casa-bus en exhibición.

Según el artista su objetivo fue crear un espacio multifuncional en el que se aprovecha todo. Además, según él, el traslado de las casa-bus es muy sencillo, ya que puede remolcarse con grúa a cualquier lugar del país y una vez instalado no pierde su movilidad, pues si necesitan transportarlo a otro lugar se recurre al mismo procedimiento.

De acuerdo con Brecci, cada unidad se protege con pintura anticorrosiva y si se le da un buen mantenimiento, pueden tener una vida útil de hasta 30 años.

Por su parte Omara Fuks, gerente comercial de MicroMacro Costa Rica, quien tiene a cargo el proyecto, dijo que este tipo de casas son realmente cómodas y perfectamente funcionales. Además comentó que son ideales para personas que vivan solas o parejas sin hijos.

La única puerta da a la sala de la casa. Foto: Cortesía de MicroMacro Costa Rica.

“La idea nació basada en hacer espacios minimalistas (lugares reducidos a lo esencial). Estas opciones son perfectas para personas que tienen un terreno, por ejemplo, y quiere poner ahí una casa.

“Está el modelo estático en el que se aprovecha aún más el espacio porque se le quita el motor al bus, ya que no se moverá del lugar en el que sea colocado y también está la opción de casa rodante, pero los interesados deben tener licencia de bus y el vehículo debe contar con Riteve al día y todos los documentos en regla”, dijo Fuks.


La cocina tiene buena entrada de aire. Foto: Cortesía de MicroMacro Costa Rica.

Autosuficienes

La gerente explicó que si el bus-casa se va a colocar en una zona residencial puede utilizar los servicios básicos de agua y luz convencionales, pero si se lo ubican en una zona alejada o que no cuenta por electricidad podría trabajar con paneles solares que le permitan generar su propia energía, eso sí, los costos aumentarían.

“Estos modelos son excelentes para utilizar en parques nacionales, por ejemplo, donde no está permitido cavar para hacer tanques sépticos, ya que tienen servicios sanitarios orgánicos que funcionan con compostaje (proceso para biodegradar la materia)”, detalló.


El primer ejemplar del casa-bus fue bautizado como “Cazadora El Cacique”. Se trata de una vivienda de 38 metros cuadrados (30 metros de espacio interior y ocho de terraza).

El bus modelo tiene una terraza en la entrada y la única puerta de la casa da a la sala, la cual tiene un sofá cama. A un extremo del bus está la lavadora, la cocina tiene un mueble de madera y la refrigerador, mientras que al otro extremo está el sitio más privado: el dormitorio que cuenta con una cama grande rodeada de un mueble de madera y también un armario; el baño está a la par de la sala y el comedor para que sea funcional para visitas y los miembros de la casa.

El lugar es cómodo y tiene una terraza que se contrae para mover la casa. Foto: Cortesía de MicroMacro Costa Rica.

Las personas que quieran ir a verlo deben reservar un lugar por medio del sitio web https://www.micromacrocostarica.com/ ya que es una de las medidas que tomaron debido a la pandemia, pues así se tiene control de cuántas personas llegarán cada día.

Pero si usted siente gran curiosidad por saber cómo es por dentro un bus convertido en casa, pero no puede ir hasta San Rafael de Alajuela, puede ver el video que tiene la empresa en su página de Facebook: MicroMacro Costa Rica, en el que explican todos los detalles de la Cazadora El Cacique.

Los precios de los hogares estáticos van desde los $38 mil (22 millones de colones) e incluyen el bus, mientras que las casas rodantes van desde los $55 mil (32 millones de colones). Los dos incluyen muebles y electrodomésticos de bajo consumo los cuales son especiales, ya que se adaptan a los espacios del bus.

Por: Rocio Sandi


Publicar un comentario

0 Comentarios