Los autobuses en Nueva York vigilarán infracciones de automovilistas

En la foto un Nova Bus LFSA 1263 perteneciente a la MTA  (Metropolitan Transportation Authority) realizando el servicio M15 Select Bus Service. 

La movilidad urbana, uno de los mayores quebraderos de cabeza de las grandes ciudades, encuentra en la tecnología la gran aliada para organizar, dirigir o gestionar el tráfico urbano. En grandes urbes como Nueva York, una ciudad en la que viven 8,5 millones de personas, cada vez son más las aplicaciones y sistemas que se implementan para favorecer una circulación fluida por sus grandes avenidas.

La última novedad que llega a Manhattan y Brooklyn . Se trata de una solución llamada Auto Bus Lane Enforcement (ABLE) que se ha instalado en los autobuses M15 Select Bus Service que dan servicio a más de 44.000 pasajeros al día.

Tan sencillo, a priori, como instalar en la parte frontal del autobús una cámara LaneWatch de Siemens Mobility; tan sofisticado que permite identificar al instante a los propietarios de los vehículos que hayan detenido su automovil en los carriles donde los autobuses circulan bloqueando su circulación. Estas cámaras pueden capturar todos los detalles de las matrículas de esos vehículos que obstruyen los carriles de autobuses.

Un "Gran Hermano" que  puede, además, tomar fotografías, videos e información de ubicación del incidente. Dotadas de GPS y ALPR (reconocimiento automático de matrículas) están llamadas a convertirse en la gran amenaza para los infractores y las grandes aliadas del departamento de tráfico de Nueva York. El NYCDOT será el encargado de notificar a los infractores las multas que pueden ir de 50 a 250 dólares.

El ABLE ya se ha puesto en marcha en los distritos de Manhattan y Brooklyn para conseguir, con un sistema inteligente, mitigar la congestión del tráfico y optimizar el tiempo de viaje y la seguridad de los pasajeros. Una nueva solución para la smart city.

 Fuente: innovadores.larazon.es