El Irizar ie truck ha sido el ganador del premio World Smart City


Prensa Fan Bus

Dentro del marco del Smart City Expo World Congress 2019, el Irizar ie truck, ha resultado ganador de los premios World Smart City en la categoría de Idea Innovadora por carácter de movilidad asequible, versátil y de alta eficiencia energética para vehículos de servicios urbanos.

Este premio ha recaído en la empresa FCC Medio Ambiente, quien ha presentado el proyecto que ha competido con otros de muy alto nivel.

Cabe recordar que el Irizar ie truck, el camión 100% eléctrico, ha sido desarrollado por un consorcio liderado por el Grupo Irizar y  FCC Medio Ambiente. Es un camión con tracción eléctrica permanente, enchufable con baterías de alta potencia, cabina  baja y adelantada, aplicable a todas las funciones de servicio urbano, y económico debido a su desarrollo industrial.

El primer objetivo estratégico de dicho camión es facilitar la implementación de movilidad eléctrica asequible en servicios urbanos con enormes beneficios ambientales, como la reducción total de emisiones contaminantes y ruido, la disminución de la huella de carbono y la maximización de la eficiencia energética.

Tanto por su modularidad, que lo hace aplicable a todo tipo de funcionalidades, como por la durabilidad de sus componentes y la tecnología de transmisión eléctrica permanente con optimización de consumo, este chasis ofrece a los ayuntamientos el vehículo urbano del futuro de forma asequible. La primera aplicación de plataforma, que ya está en funcionamiento, presenta una carrocería de carga lateral para recoger los desechos, lo que significa un servicio completo 100% eléctrico (Zero Emission Vehicle ZEV) con el mismo rendimiento que un motor convencional pero alrededor del 50% del consumo de energía y un drástico reducción de emisiones sonoras, contaminantes y CO2.

Si es necesario, puede equiparse con un motor auxiliar de GNC, que recarga las baterías a una velocidad constante de consumo mínimo de energía y emisiones. También se puede diseñar como completamente eléctrico o alimentado por pila de combustible.

Para una flota de alrededor de 30.000 vehículos pesados diésel ello podría suponer una reducción anual de la huella de carbono de cerca de un millón de toneladas equivalentes de C02  y más de 9.000 GWh de ahorro de consumo energético en las ciudades españolas.