Artista portugués transformó bloque de cemento en un bus urbano


Hay quien ve todo un universo donde otro no ve nada, y esa virtud se desarrolla gracias al concepto de perspectiva, en el sentido literal y metafórico; en el terreno del arte, solo teniendo un dominio de la perspectiva magistral, puede crearse un efecto brutal.

Y en eso se basa el trabajo del artista graffitero portugués Odeith, en conseguir que superficies inertes y planas cobren vida, realistas volúmenes e imposibles profundidades hasta el punto de que parecen poder tocarse.



Algunos artistas, como Odeith, llevan el arte en 3D a un nivel completamente nuevo; usando pintura en aerosol para crear ilusiones ópticas increíblemente detalladas, juega con la mente y la vista de cualquier espectador.

El popular artista es conocido y reconocido en el mundo de las intervenciones y el arte urbano; sus particulares murales han hecho que cuente con más de 500.000 seguidores en Instagram.

Recientemente sorprendió a las personas con su increíble habilidad una vez más, esta vez, al transformar por completo un viejo bloque de cemento en un bus averiado, que incluso muta su perspectiva según se vea a la luz del día o la luz de la noche.

"...usando pintura en aerosol para crear ilusiones ópticas increíblemente detalladas, juega con la mente y la vista de cualquier espectador"

Odeith, además, juega con generar expectación; publicó una foto del bloque de hormigón con la pregunta: "¿Qué crees que se va a pintar esta vez?"




El artista confesó que no estaba realmente inspirado para crear la increíble obra de arte que hizo cuando vio por primera vez el bloque de hormigón pero, al día siguiente, fue al mismo lugar y completó la pintura en 10 horas, usando aproximadamente 30 latas de aerosol realizando un graffiti que él mismo define como un paso más allá en su obra.

Odeith, que actualmente reside en Lisboa, trabaja como artista a tiempo completo y, entre sus clientes internacionales, se encuentran The Coca-Cola Company, Samsung o London Shell.

Nada es lo que parece y, menos aún, en manos de alguien con la habilidad y el talento de Odeith.









Fuente: culturainquieta.com
Fotos: Odeith