Fabrica de buses eléctricos perteneciente a BYD en China detuvo su producción temporalmente


 El mayor fabricante de vehículos eléctricos de China, detuvo temporalmente las operaciones en su fábrica de buses EV en Guangzhou, provincia de Guangdong, el último efecto en cadena que comenzó cuando el gobierno a principios de este año redujo los subsidios para vehículos eléctricos hasta en un 50%.

BYD y Guangzhou Automobile Group invirtieron conjuntamente en la fábrica, que se detendrá hasta mayo. En el lenguaje de la compañía, la fábrica "ha entrado en la temporada baja".

Los trabajadores relacionados con la producción, así como los empleados de la unidad de calidad de Guangzhou GAC BYD New Energy Bus, se pondrán de baja durante el cierre, lo que "no afectará a las ventas ni a los negocios en 2019 en su conjunto", dijo BYD.

Beijing ha impulsado el crecimiento del mercado en el sector con importantes subsidios destinados a fomentar el desarrollo de nuevos vehículos de energía, como los vehículos eléctricos. Sin embargo, el gobierno comenzó a disminuir gradualmente los subsidios en 2017 y planea terminar el programa para el próximo año.

Algunos ejecutivos de la industria automotriz china esperan que "el mercado de vehículos de nueva energía se reduzca en casi un 40%", dijo uno.

Si el gobierno elimina por completo los subsidios según lo previsto en 2020, los fabricantes chinos de EV se pondrán en igualdad de condiciones con sus rivales occidentales y japoneses, cuyas marcas constituyen una minoría del mercado chino.

El cierre en el mayor fabricante de EV en China sugiere que otros jugadores menos competitivos podrían caer en el camino.

Fuente: asia.nikkei.com

Publicar un comentario

0 Comentarios