Primer sistema de emergencia para detección de anomalias en la salud del conductor desarrollado por Hino Buses



Hino desarrolló el primer sistema en el mundo con una capacidad de respuesta de frenado de emergencia, en caso de ataque cardíaco o de conducción repentina, instalado de serie, activado por el conductor, el guía turístico o incluso pasajeros de un bus.

Conocido como el sistema de respuesta de anomalía del conductor (EDSS: Sistema de parada de conducción de emergencia), Hino Motors Japón lo instalará y lanzará en un bus turístico Hino Selega e en Japón (junio - agosto de 2018).

De acuerdo con un vocero de la compañía el sistema EDSS: " el vehículo se detiene cuando se producen anomalías como una enfermedad repentina".

Hino dice que está trabajando en el desarrollo de tecnología de seguridad basada en una política de "contribuir activamente a cero accidentes de tráfico".

En los últimos años, han ocurrido accidentes causados ​​por un cambio repentino en la condición de salud del conductor, dice la compañía, y por lo tanto, ha "promovido el desarrollo de esta tecnología de contramedidas".

¿CÓMO FUNCIONA?

Como Hino explica: "En un accidente causado por una enfermedad repentina de un conductor o algo similar, el vehículo puede continuar viajando mientras pierde el control: produciendo daño secundario, como desviación al carril opuesto, o colisión con una barrera de protección o similar."

"Para minimizar el daño, es efectivo detener el vehículo tan pronto como sea posible después de la ocurrencia de la anomalía".

" La tecnología que puede contribuir a la prevención de accidentes debe mostrarseal mundo como una responsabilidad social de los fabricantes de vehículos comerciales, y muchos clientes están solicitando la función de "detener el vehículo con urgencia" en caso de emergencia.

"Hemos puesto en práctica un sistema de respuesta de anormalidad del conductor que detiene el vehículo con un interruptor de freno de emergencia".

"En el futuro continuaremos desarrollando para la mejora de la función y trabajando para buscar mayor seguridad".

Se dice que el sistema cumple con los lineamientos técnicos formulados por el Ministerio de Tierra, Infraestructura, Transporte y Turismo de Japón.

PULSAR LOS BOTONES

En incidentes en los que el conductor repentinamente está incapacitado por alguna razón, el conductor o alguien cercano, como el operador turístico, empuja el interruptor del freno de emergencia cerca del asiento del conductor para detener gradualmente el vehículo.

Lo bueno de este sistema es que si cualquiera de los dos ocupantes no puede presionar el botón, el sistema de Hino genera una alerta a los pasajeros, con interruptores ubicados en la parte superior de la fila delantera de asientos, en los lados izquierdo y derecho. pudiendo tomar medidas de seguridad. en sus propias manos y activar el frenado controlado lento a través de un botón de presión.



Es decir, el pasajero presiona el interruptor instalado encima de su asiento y el bus comenzará a ralentizarse gradualmente hasta detenerse. En ese momento, sonara un timbre de emergencia en el bus, las luces rojas incorporadas en el interruptor se encienden, un "intermitente rojo brillante" parpadea y se informa al pasajero que la parada de emergencia está en marcha.

Mientras esto ocurre, para asegurarse de que las personas y los vehículos circundantes estén al tanto de la maniobra de frenado forzado, el sistema hace sonar la bocina, hace parpadear las luces de parada y las luces de emergencia, todo para informar de la "anormalidad".

Fuente: busnews.com.au
Por: Fabian Cotter


Publicar un comentario

0 Comentarios