Volkswagen e-Flex: bus híbrido por fuera, Golf GTE por dentro



¿Alguna vez alguien se imaginó que un motor de un auto podría impulsar un bus? Por más extraño que parezca, los ingenieros de Volkswagen Camiones y Buses sí lo imaginaron y lo llevaron a la realidad: así es el e-Flex, un ómnibus urbano de piso bajo híbrido, que aprovecha gran parte de la tecnología del Golf GTE.

A decir verdad, esa es sólo una de sus características: el e-Flex puede utilizar tanto electricidad como etanol y gas natural, por lo que se trata de un prototipo único en el mundo. Desarrollado íntegramente en Brasil, utiliza un chasis Volksbus y carrocería Marcopolo, hasta ahí todo normal, pero su gran secreto está en la mecánica: el ómnibus híbrido utiliza el motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV del Golf GTE como generador para recargar sus baterías, cuando la carga de las mismas está por debajo del 20%. Cuando el nivel llega al 80%, el propulsor de combustión se desconecta. También comparte con el hatchback varios sistemas de control electrónicos e incluso algunos de sus comandos.

Por su parte, el motor eléctrico desarrolla unos 480 CV y 219,2 kgm de torque, mientras que las baterías (cuya capacidad no fue informada y que van montadas sobre el techo del bus) le permiten recorrer hasta 200 kilómetros.


Respecto a la posibilidad de utilizar gas natural, también es factible ya que el Golf cuenta con una variante de este tipo denominada TGI y que utiliza este propulsor. Argel Franceschini, supervisor de ingeniería de movilidad de la marca alemana, explicó: "Nuestro trabajo fue llevado a cabo por un área de ingeniería dedicada a la electrificación en asociación con la división de automóviles VW. Hemos trabajado en los últimos dos años para adaptar el tren de potencia del Golf 1.4 TSI para la aplicación de autobuses. El E-Flex es el resultado de una plataforma modular de vehículos electrificados. Su propuesta es la de un ómnibus de pasajeros que utiliza el motor 1.4 TSI que está integrado en el Golf y brinda flexibilidad de diferentes maneras de tracción y propulsión. Y también existe la posibilidad de trabajar con diferentes matrices de energía, como etanol, gasolina e incluso gas natural”.


Con este desarrollo,  la filial regional de Volkswagen quiere demostrar que también se pueden llevar a cabo proyectos de este tipo –muy comunes en Europa- en el Mercosur y se suma al primer camión 100% eléctrico de la compañía, el e-Delivery, cuyo pase a producción ya fue confirmado.




Publicar un comentario

0 Comentarios