Volvo otorga segunda vida a las baterías de buses eléctricos para usarlas en hogares


Prensa Fan Bus

Volvo Buses ahora está dando una segunda vida a las baterías de los buses eléctricos. En una cooperación única con Stena Property y la filial de Stena Recycling BatteryLoop, las baterías de los buses se utilizan para el almacenamiento de energía y como fuente de energía en el complejo residencial Fyrklövern de Gotemburgo. El proyecto es un paso hacia la economía circular en la electromovilidad creando nuevas posibilidades comerciales para las empresas.

“Volvo Buses es pionero en la movilidad eléctrica, impulsado por el objetivo de crear un transporte público limpio, silencioso y eficiente. La reutilización de las baterías de nuestros buses les da una segunda vida, lo que nos permite utilizar los recursos de una mejor manera y al mismo tiempo reducir nuestro impacto climático ”, dice Håkan Agnevall, presidente de Volvo Buses. “La electromovilidad crea nuevos sistemas de negocios circulares y es gratificante trabajar con Stena Property y Stena Recycling para desarrollar este nuevo negocio”.

Este proyecto, que implica la reutilización de las baterías de los buses, se lleva a cabo junto con Stena Property y Stena Recycling y es el segundo proyecto en el que Volvo Buses participa para maximizar el uso de las baterías de los buses. Volvo Buses está ejecutando un proyecto similar junto con varios socios en el área residencial de Viva en Gotemburgo. El proyecto ha recibido una serie de premios, incluido el Edificio Ambiental del Año de parte de Sweden Green Building Awards 2019.

“Tenemos una clara estrategia de sostenibilidad en Volvo Buses, donde no solo apuntamos a crear un transporte público sostenible sino que también trabajamos para garantizar que toda nuestra cadena de valor sea sostenible. Al mismo tiempo, creamos otro incentivo comercial para los buses eléctricos, ya que se amplía el área de aplicación de las baterías de los buses ”, explica Håkan Agnevall.

En el área residencial Fyrklövern de Stena Property, las baterías de los buses reutilizadas se cargarán desde los paneles solares instalados en los techos de los edificios, y la electricidad que se almacena en ellos se utilizará para áreas públicas como lavanderías e iluminación exterior. Cuando finaliza la capacidad de almacenamiento de energía del paquete de baterías, las baterías se enviarán a Stena Recycling para su reciclaje.