Buses PlussChile la diferencia en seguridad, entretenimiento y comodidad


Tenían la experiencia, pero al sumarle ideas nuevas y un concepto más moderno e innovador al transporte de pasajeros en larga distancia, provocaron una verdadera revolución que implicó en poco más de un año duplicar su flota gracias a la alta valoración de sus pasajeros.

“Hemos tenido mucho retorno a través de las redes sociales donde la gente destaca la calidad de los buses y del servicio y eso nos indica que estuvimos bien enfocados”
Dusan Cikutovic, PlussChile.

Haciendo un parangón, es como jugar al póker conociendo las cartas de todos lo jugadores de la mesa. Si hay alguien que tiene experiencia en el transporte de pasajeros son los hermanos Dusan, Gaspar y Hugo Cikutovic.

No les importó hacer la apuesta de iniciar una empresa en una época en que el crecimiento económico ha sido bajo y más encima empezar a operar en marzo, luego de la temporada alta. Sabían que iban a ganar…y lo hicieron.
Llevan un año y medio en el mercado del transporte interurbano con servicios hacia el norte que complementan con contratos en el traslado de personal en la minería.

¿La razón del éxito?

“Analizamos el mercado y vimos que había necesidades que no estaban siendo satisfechas por otras empresas. En cuanto a seguridad, puntualidad, entretenimiento y comodidad. Más si tomas en cuenta que son pasajeros que hacen viajes de hasta 24 horas”, detalla Gaspar Cikutovic.

Al comenzar esta nueva etapa tenían la ventaja de contar con buses y una infraestructura heredada de negocios en los que habían participado, pero ni ellos pensaron que la respuesta iba a ser tan positiva.
“Hemos tenido mucho retorno a través de las redes sociales donde la gente destaca la calidad de los buses y del servicio y eso nos indica que estuvimos bien enfocados al momento de decidir qué elementos debían ser fundamentales en la oferta que debíamos entregar, cuál iba a ser nuestro ‘plus’, el valor agregado, lo diferente a lo que se veía en la carretera”, agrega Dusan.

La trilogía perfecta

El primer factor que tomaron en cuenta fue dar una señal de que la seguridad es fundamental, más tomando en cuenta las largas distancias que pueden incidir en un mayor cansancio. Por ello los buses de PlussChile tienen el sistema DSS, un sensor de fatiga y somnolencia que alerta al conductor cuando nota un cambio en su comportamiento; cuenta con un mecanismo de corte de inyección al motor si la velocidad supera los 100 km/h; posee indicadores de velocidad y frenado en la parte posterior del vehículo para resaltar ante los otros conductores que no superan las velocidades permitidas y, en algunos modelos, agregan el “mobileye”, una especie de ‘ojo biónico’ que alerta la presencia de objetos en la ruta, cercanía de otros vehículos o si el bus sale del camino.
En segunda instancia está el factor comodidad, con máquinas con configuraciones semicama y cama con cómodas butacas, servicio de comidas y snack a bordo y detalles tan determinantes en la era actual, como cargadores USB en cada asiento.

“Contar con buses que hagan más placentero el viaje es fundamental. Llevamos varios años trabajando con modelos Marcopolo porque responden a esos altos estándares que buscamos entregar, no presentan problemas que afecten la disponibilidad y mantenemos una buena relación de post venta”, señala Gaspar Cikutovic.

La tercera arista, y no menor, es el factor entretención. En ese sentido han sido pioneros al incorporar sistemas de streaming con contenidos de películas que pueden verse en celulares, tablets y computadores, además de pantallas individuales en los asientos de los buses.
“A eso podías acceder sólo si comprabas un pasaje en un Premium, y sólo en algunos casos. Nosotros hemos implementado también estas pantallas individuales en algunos servicios semicama, es decir, no tienes que pagar de más para pasar un rato entretenido durante el viaje. Hay que tener claro que la calidad de servicio ya dejó de ser un lujo, es una necesidad”, enfatiza Dusan Cikutovic.

Rápido crecimiento

PlussChile comenzó a operar hace sólo un año y medio y en ese corto periodo ha incrementado rápidamente su flota, al nivel que con el ingreso de 12 nuevos buses dentro de las próximas semanas van a duplicar la cantidad con que partieron, totalizando 60.

Con ellos cubre viajes que van desde Santiago hasta Calama, pasando por Ovalle, Coquimbo, La Serena, Copiapó, Diego de Almagro, El Salvador, Antofagasta y Sierra Gorda.
El 80% corresponde a viajes interurbanos y el resto a servicios que prestan al transporte de personal para las mineras.

“Nuestros buses están certificados bajo los estándares que pone la minera La Escondida, que son los más altos en la minería para factores de seguridad y comodidad”, señala Dusan.
Además, en dichos trayectos cuentan con oficinas de atención de público y talleres para hacerles mantenciones preventivas a sus buses para lograr una mayor disponibilidad.

Aquí surge otro valor agregado de PlussChile que no es visible para sus pasajeros pero, sin duda, incide en el resultado de un viaje placentero y sin contratiempos. Sus colaboradores se desempeñan bajo estrictas normas de seguridad y salud ocupacional para prevenir cualquier problema en su trabajo, ya sea en ruta, de carácter técnico o administrativo.

Bus v/s avión

Una de los objetivos de PlussChile es demostrar que tienen importantes ventajas comparativas respecto de los aviones y los famosos “low cost”.
“Este es un tema que recién se está desarrollando y de a poco se ha ido sincerando lo que se ve más como una estrategia de marketing. Los aviones te ofrecen pasajes a bajo precio, pero es un número limitado, en horarios incómodos y sin posibilidad de llevar equipaje salvo un bolso hasta ocho kilos. Todo lo demás te lo cobran. Además, vez ofertas donde la ida está a $10.000, pero el regreso a $150.000, es decir, te suma el valor de pasaje normal. Por eso hay que ver cómo va respondiendo el mercado. El avión sólo nos gana por tiempo de viaje, en todo lo demás, es mejor el bus”, explica Gaspar Cikutovic.

Este es uno de los escenarios que están analizando. Dado que ya probaron que podían echar a andar rápidamente y con éxito una empresa en el segmento y zona que ya conocían, no descartan evaluar más adelante ampliarse a otros recorridos o profundizar en negocios como el transporte de personal.

Pero siempre con la premisa de entregar un servicio de calidad, dar un “plus” a sus clientes.

Fuente: epysaclub.cl

Publicar un comentario

0 Comentarios