Header Ads

Breaking News
recent

Argentina, por competencia aérea bajan las frecuencias de los buses de larga distancia


Las empresas están haciendo menos salidas por semana y suspendieron algunos servicios. Piden al Gobierno Nacional un nuevo marco regulatorio para ser competitivas.

La fuerte competencia con las líneas aéreas provocó una crisis en el sector de transporte de pasajeros por vía terrestre, a tal punto que algunas compañías redujeron sus salidas semanales a diferentes destinos y hasta eliminaron algunos servicios. 

Es el caso de CATA Internacional, por ejemplo, que ante la reducción de la demanda registrada en los últimos meses decidió realizar algunos cambios en su cartera de servicios. 

Daniel Jaime, gerente general de esa empresa, confirmó que se eliminó el viaje de Mendoza a Buenos Aires que salía tres veces por semana a las 17:45.

“Por la disminución de la demanda provocada por la competencia con las líneas aéreas debimos reducir la frecuencia de tres salidas semanales a solo una. Luego nos vimos obligados a suspender completamente ese servicio”, lamentó Jaime.

“Algo similar ocurre con el tramo Mendoza-Córdoba de las 19.30. Ese viaje salía todos los días hasta hace algunos meses y ahora solo se realiza dos veces por semana”, advirtió.

También desde Andesmar reconocieron que se han reducido algunos servicios. Marcelo Pieralisi, gerente general de la división corporativa de Grupo Andesmar (Andesmar, Tramat, El Rápido y El Pinguino, entre otros), indicó que “se suspendieron algunos refuerzos y se redujeron las frecuencias semanales de los destinos que compiten con las líneas aéreas, como Buenos Aires y Córdoba”. No obstante aclaró que, al ser un servicio público, “hay destinos que no se pueden tocar”.

Similar es la situación de otra compañía que opera desde la Terminal del Sol en la provincia de Mendoza. Un vocero de esa empresa, que prefirió no ser nombrado, comentó que “se redujeron las frecuencias semanales en el 20% de los destinos y si la situación no mejora, se seguirán eliminando horarios”.

El problema para esas empresas está a la vista. Hoy un pasaje a Buenos Aires cuesta unos $ 1.460 en avión (si se saca con tiempo) y unos $ 950 en micro (en oferta), pero con 12 horas más de viaje. A Córdoba, los precios son de $ 965 y $ 658 respectivamente. 

Piden marco regulatorio

La Cámara Empresaria de Larga Distancia (Celadi) realizó un estudio del impacto de las low cost sobre el transporte terrestre. Con ese informe, las empresas insistirán al Gobierno Nacional que cree un nuevo marco regulatorio para el transporte de pasajeros. 

El estudio de Celadi presenta algunos datos interesantes. Según los detalles publicados por el diario El Cronista, la Cámara estima que por la llegada de las low cost se perderán más de ocho millones de pasajeros al año, de los 37,9 millones de pasajeros que se trasladaron en 2016. Es decir, que se espera una caída de la demanda del 21,10%. 

Además, la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) advirtió que la ocupación promedio de los micros de larga distancia es actualmente del 47%. Daniel Jaime, de CATA Internacional, explicó que “la situación de Mendoza es igual de preocupante y coincide con los datos publicados a nivel nacional”.

Ante esa situación, las empresas de la cámara piden la intervención del Gobierno Nacional para que elabore un nuevo marco regulatorio que le permite al sector de transporte terrestre de pasajeros recuperar la competitividad frente a las líneas aéreas.

Daniel Jaime enumeró algunos de los ejes del reclamo del sector. “Queremos que el transporte de larga distancia se regule de acuerdo a las normas internacionales. Tenemos costos laborales que duplican al de otros países. Por eso pedimos reducciones de la cargas patronales y la posibilidad de hacer tramos con un solo chofer a bordo”, apuntó.

“Otro tema central es la carga tributaria. Reclamamos al Gobierno Nacional que el elimine el IVA en el transporte de pasajeros. Es absurdo que se aplique ese impuesto sobre un servicio y solo con esa modificación podríamos reducir el precio de los pasajes considerablemente”, señaló el gerente de CATA Internacional.

Por su parte, Marcelo Pieralisi, de Andesmar, opinó que “se debe plantear una reestructuración general del servicio de transporte” y planteó que “si se dicta una normativa flexible para las líneas aéreas low cost, se debe plantear una condición similar para el resto del transporte”.

Dentro de la necesaria reestructuración, Pieralisi coincidió en que “los costos de la mano de obra son uno de los puntos fundamentales que se deben tratar”. 

Fuente: losandes.com.ar
Por: Mariano Zalazar
Foto: Gustavo Rogé

3 comentarios:

  1. Es relativo. Me parece que responde más a factores locales que a una tendencia que vaya a ocurrir en todos los países. Los buses en Argentina son muy caros (entre 30% y 50% más que en Chile para una distancia similar) y hay que considerar que la situación económica no está excelente. Por lo mismo, la demanda no se resiente tanto en las personas con más recursos (que pueden elegir entre el avión y el bus) pero sí en las personas con menos recursos.

    Acá en Chile coexisten excelentes aerolíneas como LATAM y Sky para trayectos locales (se suma Law ahora y después vendría JetSmart cuando se incorpore al mercado) con los buses sin tanto problema. Trayectos como Santiago - Temuco, Santiago - Valdivia, Santiago - Puerto Montt son plazas muy competitivas en los buses, cada vez se meten más empresas de buses. Los aviones tienen hartas frecuencias y van casi todas llenas.

    También ocurre en trayectos internacionales. Los buses Santiago - Lima salen llenos. Casi siempre la gente que los ocupa son turistas internacionales e inmigrantes peruanos, pero pese a la distancia (52 horas de viaje!) esos trayectos siguen existiendo y los aviones obviamente son mucho más competitivos.

    Si las empresas argentinas creen que pagando menos al trabajador (ese eufemismo de "menor costo de mano de obra") serán más competitivas, están equivocadas. Tienen que re-apuntar el segmento de mercado a las clases más altas, ofrecer servicios más diferenciados y mayor comodidad que el avión. Acá lo tenemos con los buses Salón Cama económicos que van a Temuco, Valdivia y Puerto Montt.

    Muchos saludos Miguel Ángel, esa es mi humilde opinión sobre esta noticia :)

    ResponderEliminar
  2. Un detalle no menor frente a los valores de pasajes en los buses dentro de Argentina es que las empresas siempre están invirtiendo en atención abordo para los pasajeros (alimentación) lo que en algunos servicios podría elevar los costos. algo totalmente distinto es lo que sucede en nuestro país donde claramente hay diversos valores y mas opciones a la hora de viajar en bus donde muchas empresas que trabajan con prestadores tienen un protagonismo para nada menor.

    ResponderEliminar
  3. No, pero va más allá. Yo creo que tiene que ver con otros factores: el precio de los buses, el combustible, regulaciones. Va más allá de un tema de catering o comida. Yo me he armado varios itinerarios de viaje y siempre irse por Argentina es más caro. Es un tema de competitividad, no son tan competitivos (al menos en términos de costos; porque en calidad varias empresas son mejores que acá), van a tener que re-inventarse o empezarán a desaparecer.

    Pongo un ejemplo:
    Santiago - Copiapó (807 km): $16.000 CLP - $375 ARS en Tur Bus Semi Cama // $15.000 CLP - $350 ARS en Expreso Norte Semi Cama // $45.000 CLP - $1.050 ARS en Tur Bus Cama Premium
    Santiago - Temuco (840 km): $10.100 CLP - $234 ARS en Tur Bus Semi Cama // $10.700 CLP - $250 ARS en Andesmar Chile Semi Cama // $27.900 CLP - $650 ARS en Tur Bus Cama Premium
    Mendoza - Neuquén (790 km): $672 ARS - $28.600 CLP en Andesmar Semi Cama // $960 ARS - $41.000 CLP en Del Sur y Media Agua Semi Cama // $1.250 ARS - $53.300 CLP en Andesmar Cama Ejecutivo

    Son distancias similares, pero Argentina siempre es más caro. Esos $16.000 de diferencia en Semi Cama no se pueden dar solo por catering. Los prestadores tampoco corren en empresas de holding. Muchos saludos :)

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.